ENCANTA2

En mi infancia la fantasía estaba presente en cada artículo que veía, en las muñecas, en las sábanas, en la peinadura de mamá, entre muchos más,  es así como esos momentos de infancia me llevan a esos momentos de encanto que hoy día represento en imágenes tangibles cotidianas para enlazar mis sueños, fantasías y memorias con la colectividad y le espectador.

Este estudio es una búsqueda personal de mis recuerdos infantiles en objetos que aún e nuestros días nos cuentan historias de aquellos momentos de niños, que todavía me permiten seguir soñando y fantaseando. Las muñecas, mi juguete favorito, los zapatos que aun son mi delirio y demás símbolos de hermosos recuerdos propios de mi infancia y mis juegos fantásticos, son los protagonistas de mi trabajo a través del ensamblaje, el grabado y la pintura, connotando éstas imágenes y  experimentando una vez más nuevos lenguajes y herramientas para mi expresión personal, que continúan siendo un reflejo de mi memoria y que ahora se transforman en un paseo por la infancia de muchos de los espectadores desde un punto de vista encantado.

Edicta Pineda.

Encantados es más un estudio de lo cautivante que de palabras mágicas y fórmulas para obrar maravillas, el término encantar trajo consigo la definición: “…cautivar toda la atención de uno por medio de la hermosura, la gracia o el talento.” Entonces el estudio se convirtió en un esquema de tres criterios, la imagen encantadora, el efecto cautivante del color y la representación conceptual del término encantador.

El personaje se convierte en una imagen encantadora gracias al uso de accesorios que, aunque simples y cotidianos, son capaces de transformar a cualquier persona en la más encantadora y divina de una multitud. De la misma manera el personaje regular logra enaltecerse acompañado de otros, quienes en la memoria de cuentos y fábulas, lo transportan a una época de fantasía y encanto. El color como fiel representante de distracción, forma parte de la propuesta por su uso intencional en contraste, analogía, brillo y dominio y buscando cautivar e hipnotizar con su proyección sobre la obra. Finalmente la utilización del término “Encantado” de manera conceptual conlleva a la representación de objetos protagónicos que en la memoria colectiva funcionan como encantados.

Encantar es algo más que gustar o hechizar y, en las piezas representadas, cada elemento forma parte del estudio mencionado, el cual llevó la propuesta a otro nivel y a otros recursos, que seguramente les parecerán encantadores.

Rómulo Martínez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s